Tres plantas para tratar las aguas del Guaire
Mabel Sarmiento Garmendia
29 julio 2010


Con la construcción de tres plantas de tratamiento en Caracas, el ministro del Ambiente, Alejandro Ritcher, asegura que se saneará el río Guaire.

Una planta ya está hecha, la del Chorrito, ubicada en San Antonio de Los Altos, que está diseñada para tratar 450 metros cúbicos de agua y procesa en la actualidad 400.

Las otras dos, aún en proyección, estarán en Antímano para recoger mil 100 metros cúbicos de aguas servidas de esta parroquia y de Caricuao, y la otra en el río Valle, donde se sanearán cinco mil provenientes de las vertientes Coche, El Valle y El Cementerio.

En total, dijo Hitcher, serían seis mil 500 metros cúbicos de lo que llamó gasto negro que le caerá al cauce en verano.

El resto del año, por este embaulado también drenarán las aguas de lluvia que aumentarán el caudal considerablemente. 

Pero para el 2014, cuando se prevé que esté sano, estimó que de los 19,5 mil metros cúbicos de agua potable que se envían a Caracas de los sistemas Tuy I, II, III y IV, cerca de 13 mil metros cúbicos son los que irán por los colectores marginales ubicados en los márgenes derecha e izquierda del caudal y que hoy en día están en fase de construcción, según afirmó el rector en materia ambiental.

Ese torrente que corre por los marginales debería salir ya al río en la parte de El Encantado para unirse con el Tuy, pero ese tramo tiene proyectado hacer una gran planta, que sería la cuarta, para comenzar a limpiar el río mirandino.

También existe una posibilidad de llevar las aguas servidas por tubería hasta Santa Lucía, donde se presume puede estar la otra planta grande, pero ese punto no fue definido.


Rediseño

Hitcher señaló que según el censo de 1992, 52% de la población caraqueña está ubicada en los barrios.

Por tal motivo se empeñó en decir que se deben recoger las aguas servidas con los colectores marginales en 32 subcuencas que llegan al río. Citó el río Támesis, ubicado al sur de Inglaterra y que por años estuvo contaminado y ahora es la principal fuente de abastecimiento de Londres.

“Lo sanearon para la gente. Igual pasó con el Sena en París y con el Manzanares en Madrid. Por qué no con el Guaire que tiene 570 km2 en una ciudad de cuatro millones de habitantes”.

Sucede, dijo, que este río se llenó de concreto en la mayor parte de su cuenca, y se le eliminó la retención vegetal. Por ello se seca.

“Durante la sequía de 2009-2010, la más dura registrada en la historia de los últimos 118 años, los caudales que se transportaban por el Guaire eran los que venían de las cloacas. En ese entonces pasábamos 16,5 mil metros cúbicos de agua de los sistemas del Tuy por el racionamiento, y eso era lo que caía al embaulado. De allí que si se le quitan todos estos nutrientes se seca. Lo que hicimos entonces fue rediseñar el destino de las cloacas y se decidió crear tres plantas para aportar material hídrico en los momentos críticos”.

Y para quienes pensaron o propusieron que se instalaran sistemas en cada una de las cuencas, Hitcher respondió que no es pertinente desde el punto de vista de los costos.

Explicó que el problema de estos mecanismos es cómo se tratan luego los residuos, por un lado y, por el otro, destacó que ocupan mucho espacio urbano. 

“Llegamos a la conclusión de que para mantener el caudal vamos a poner tres plantas en la ciudad y una última en las afueras. Con eso garantizamos el saneamiento”.



INVERSIÓN EN GOTAS

-Costo. Cuando se presupuestó el proyecto de saneamiento se calcularon dos mil 600 millones de bolívares. Para la fecha actual ese monto se estima en tres mil 150 millones de bolívares. Pero el ministro dice que lo que haga falta se usará para limpiar este cauce.


-2010. Para este año se destinaron 80 millones de bolívares fuertes. Se trabaja en la construcción de los colectores. 

Mabel Sarmiento Garmendia
No items found.
29 julio 2010
Referencias bibliográficas
No items found.
No items found.