Un proyecto de saneamiento transparente como el Guaire
Ana María Marcano
26 julio 2010

Últimas Noticias. pp. 2-3


Actualmente, todas las aguas de Caracas (de lluvia y residuales) llegan al Guaire. Todas: las de los barrios, las de las fábricas y las urbanizaciones. El río es el gran drenaje de la ciudad. 

Para sanearlo, hay que ir como en una lectura de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha (de oeste a este), porque así es como corren sus aguas.

Desde mediados de los años 50, el canal del río está “acompañado” por dos tuberías (una de cada lado), diseñadas para recibir las cloacas (los colectores marginales). Esa es la columna vertebral del sistema de cloacas de Caracas”, comenta el ingeniero hidráulico José Ignacio Sanabria (ex decano de Ingeniería de la UCV). Caracas tiene varios sistemas de recolección de cloacas. Explica Sanabria que en el caso central las aguas residuales y las de la lluvia van por un mismo tubo que llega a las quebradas. 

“En ese sistema mixto no se pueden separar las aguas”. En las urbanizaciones nuevas en el sur y este, el sistema de cloacas y drenajes es separado.

Lo tercero son los sistemas informales que llegan a quebradas y después al Guaire. 


El saneamiento

El proyecto del Ministerio del Poder Popular de Ambiente (Minamb) pretende organizar los sistemas de cloacas formales e informales de toda la cuenca del río para llevarlos a los colectores marginales. Esto significa: construir y rehabilitar colectores, canalizaciones y presas de retención. Como los colectores marginales descargan en el Guaire (en Petare) todo el esfuerzo de separar las aguas servidas del resto se perdería a menos que se traten estas aguas previamente. El proyecto del Minamb propone cuatro planes de tratamiento.

Otras obras involucradas en el mismo plan contemplan la restitución urbana; creación de caminerías, plazas, conexiones peatonales y viales, etc. 

Como el último catastro de tuberías de Caracas lo hizo el Instituto Nacional de Obras Sanitarias (INOS) en 1976, no hay registro de la maraña de tuberías que se construyeron en esos 34 años. Por esa razón, como explican los ingenieros de una de las empresas contratadas por el Minamb (que prefirieron no ser identificados), cada consultora debe hacer un diagnóstico de la subcuenca asignadas (qué tuberías existen y cómo están conectadas), para proponer cómo llevar las aguas servidas a los marginales y los drenajes al río. 

La maleza de conductos que bajo tierra es tan grande (incluido el Metro), que los proyectistas deben buscar “caminos verdes” para pasar el tubo de la cloaca en algunas zonas. Incluso han encontrado hasta 30 tanquillas de otros servicios en menos de 100 metros. 



¿CHAPUZÓN POSIBLE?

Contratistas del Minamb para el saneamiento, así como los ingenieros Sanabria y Baussón coinciden en que el Guaire no será apto para bañarse, incluso saneado. ¿La razón?: no se puede tener 100% vigilancia sobre todos los habitantes de la cuenca (que representa casi toda Caracas y los Altos Mirandinos). Cualquiera puede estar construyendo una casa o edificio y descargar un tubo de aguas negras el sistema de drenaje. 


Transparencia: una deuda, no sólo con el agua

La información de este proyecto es escurridiza como el agua. Al día siguiente de haber realizado una entrevista al viceministro de Aguas, Cristóbal Francisco, las empresas consultoras de ingeniería entrevistadas para el tema llamaron a la redacción para solicitar que se omitiera sus nombres, porque los llamaron del Minamb para notificarles que sólo el viceministro puede ser vocero de proyecto. Nadie, ni siquiera los técnicos del proyecto dentro del Minamb, puede decir palabra sobre el tema.

En el portal del ministerio, la única información disponible no pasa de una página. Al verificar entonces la información emitida por sus voceros oficiales, se encuentran algunas inconsistencias. 

En 2007, la entonces ministra de Ambiente, Yuburí Ortega (ÚN, 19/08/07) decía que estaban solicitando al Presidente Bs. 318 mil millones para completar la fase que correspondía a 2008. Según el resumen financiero entregado por el Minamb a Últimas Noticias la semana pasada, ese año se ejecutaron 63 mil millones de bolívares. Es decir, de estas cifras se puede deducir que ese año sólo se ejecutó el 20% de lo proyectado el año anterior. 

Estas diferencias parecen no afectar los tiempos. Según el viceministro, las obras están al día y se cumplirá el cronograma. Es decir, a finales de 2014 deben estar listas todas las obras del saneamiento.

Actualmente el viceministro estima que el porcentaje de ejecución del proyecto total está cerca de 14%. En la entrevista de 2007, Ortega decía que el proyecto tenía ejecutado entre “13% y 15% de las obras”. Es decir, según sus voceros oficiales, el porcentaje de ejecución no ha variado en tres años.

Para incrementar la confusión, en un informe de prensa (RVN y Minamb, 5/3/2009), Cristóbal Francisco decía: “Hemos logrado 40% de los logros planteados”.

En 2006, Alexis García, coordinador general del Proyecto, afirmaba que los fondos provenían de la Corporación Venezolana de Petróleo (128,4 millones de bolívares para 2005-2006) y del Fonden (193,5 millones de bolívares para 2006-2007). 

Desde 2007 en adelante no ha habido comunicación oficial pública del Minamb que refleje cómo se ha realizado la inversión completa y de dónde provienen los fondos. En los informes publicados por la Contraloría General de la República no aparece auditado el proyecto del Guaire y en las Memorias y Cuenta del Minamb se reflejan montos distintos (bastantes menores) a los proporcionados la semana pasada por el viceministro de Aguas. 

Cuando se le pregunta al ingeniero por el asunto, responde que los estudios y proyectos no están reflejados. “No hay una única fuente de financiamiento: Hidrocapital, la Misión 13 de abril, el Safonat, Barrio Tricolor; todos esos programas invierten en saneamiento en los barrios. No están en nuestro presupuesto, pero son parte de este macroproyecto. Hasta ahora no ha habido financiamiento multilateral, sólo recursos nacionales”.

¿Y quién coordina todos esos gastos? “El rector de todo esto es el Ministerio de Ambiente”, responde el viceministro. ¿Y dónde está esa relación de gastos (que según el informe suministrado, representa más de Bs 500 millones invertidos)? “Hay que poner la información en la web para que esté disponible no sólo para la prensa”. Así sea.

 


CHORRITO A CHORRITO

La Planta de tratamiento El Chorrito fue concluida por la Constructora Odebrecht en 2007. El ingeniero Mark Lansdell, quien trabajó en el desarrollo del proyecto explica que en Los Teques no hay un sistema que reúna las cloacas, “van a través de descargas por quebradas, por lo que terminamos captando una quebrada para llevarla a la planta. Entonces, en vez de recibir un colector, recibe una quebrada (El Rincón) con consecuencias graves, porque un río trae muchos más sedimentos”. 

No todas las aguas servidas de Los Teques llegan a la Planta El Chorrito. Todavía deben redirigirse otras cloacas. “La planta mejora el río San Pedro”, afirma Lansdell, “desde la salida de Los Teques hasta que empieza a recibir desechos industriales entre Los Teques y Las Adjuntas (que es un cañón con cochineras e industrias sin recolección de desechos), se vuelve a contaminar”. 

El mantenimiento de la planta es grande porque la quebrada además transporta basura. “Tengo entendido que llegan más de 500 kilos por día”. 

La ingeniero María Najul, de PETA-UCV, comenta que lo mejor es tratar el agua antes de que descargue en una planta de tratamiento para que no resulte tan costoso. 

“Si haces un tratamiento primario, que es colocar el agua estancada de manera que precipite para remover la materia suspendida, ya remueves mucha materia orgánica biodegradable y facilitas el tratamiento”.


Transcripción y montaje: Carlos Marín.

Ana María Marcano
No items found.
26 julio 2010
Referencias bibliográficas
No items found.
No items found.